Meditación: Sonido de los Chakras

rosamedina Artículos, Experiencias

cuencos tibetanosTrabajar con sonidos y entonaciones aumenta la capacidad de tocar muchas de las energías sutiles de los chakras.

Se dice que cada chakra resuena con diferentes sonidos. De hecho parece existir una relación directa entre cada chakra, la parte del cuerpo en el que se sitúa y las diversas frecuencias de los sonidos.

Existe también una relación bastante sólida entre el tono y el chakra. Así los chakras inferiores están influenciados por los sonidos más graves mientras que los chakras superiores por aquéllos más agudos.

Existe una relación directa entre cada chakra, la parte del cuerpo en el que se sitúa y las diversas frecuencias de los sonidos.

meditacionEsto se da también respecto a las cavidades de nuestro cuerpo. En este sentido el sonido más bajo que podamos realizar resuena en la parte más interna de nuestro tronco influyendo especialmente sobre los primeros chakras. Los sonidos de altura media resonarán en la parte central del tronco y según la tonalidad pueden interactuar con los chakras del plexo solar, del corazón y de la garganta.

Los registros superiores, y particularmente el sonido más agudo que podamos realizar parecerán vibrar en los chakras de la cabeza y de la corona.

¿Cómo realizar la meditación de los sonidos de los chakras?

Ponte en una postura cómoda con la espalda bien recta, sentada en un cojín de meditación, silla o incluso estirada en el suelo.

Respira profundamente un par o tres de veces dejando salir el aire suavemente. Esto te ayudará a entrar en contacto profundo contigo y dejar fuera de tu mente todo lo que en este momento no te sirve.

Todo lo que tienes que hacer es respirar y durante la espiración hacer entonaciones largas con el sonido de la vocal correspondiente a cada chakra.

Entre chakra y chakra haz un poco de silencio para ir notando los efectos de tu meditación. (En la grabación oirás el sonido de las campanillas como señal de cambio de chakra).

Chakras2En esta meditación usaremos los sonidos de las vocales para cada chakra, empezaremos con un sonido muy grave en el primer chakra y a medida que vamos trabajando y subiendo de chakra también iremos subiendo la altura del sonido, buscando tu propio sonido en ese chakra. Si quieres puedes tener como referencia la escala musical, pero bastará simplemente con que busques una altura superior cada vez y que resuene en esa zona del cuerpo. Podrás ir visualizando al mismo tiempo los colores relacionados con cada chakra, que son los del arcoiris.

  1. El primer chakra está situado en el perineo. Haremos entonaciones con la U emitiendo el sonido más grave que podamos hacer. El sonido grave resonará en la zona inferior y más profunda de tu cuerpo. Mientras cantamos ese sonido puedes visualizar el color ROJO que corresponde a este chakra y cantar con la intención de purificar todo eso que está relacionado con el primer chakra. (Artículo sobre los chakras).
  2. El segundo chakra está localizado unos 4 dedos por debajo del ombligo. Haremos entonaciones también con la U pero esta vez subiremos de nota a una altura de sonido superior. Será siempre un sonido grave pero menos que en el primer chakra. Puedes visualizar el color NARANJA.
  3. Haremos entonaciones con la O en el tercer chakra, situado unos 4 dedos por encima del ombligo, y entonaremos, como antes, una nota más alta que la anterior visualizando el color AMARILLO.
  4. Haremos entonaciones con la A haciendo surgir el sonido a la altura de nuestro corazón. Visualizaremos el color VERDE. Y como anteriormente hemos hecho, subiremos un poco la altura del sonido.
  5. El quinto chakra está en la garganta y el sonido esta vez lo haremos entonando dos vocales en una altura superior a la anterior: A-I, la A del chakra corazón y la I del de la corona, es como abrir el paso del cuerpo a la mente a través de la garganta. Visualizaremos el color AZUL. Trata de relajar mucho los labios y la boca para que al alternar esas dos vocales puedan surgir los armónicos.
    (El canto de armónico es una técnica antigua que capacita a un cantante para producir dos o más sonidos simultáneamente con su voz. Para que te puedas hacer una idea al igual que el arco iris está compuesto de los colores que el ojo humano ve como luz blanca, los armónicos son los colores del sonido).
  6. El sexto chakra se encuentra en el entrecejo, el famoso tercer ojo, y aquí también entonaremos los sonidos de dos vocales en una altura superior a la anterior: E-I, tratando de nasalizar mucho el sonido de la E para que active la glándula pituitaria que tiene que ver con el despertar de ese tercer ojo. El color correspondiente es el INDIGO.
  7. El séptimo chakra se localiza en la zona de la corona y el sonido entonado será con la I lo más agudo posible. Puedes comenzar desde un sonido agudo que te sea cómodo y poco a poco ir subiéndolo más y más hasta tocar el límite del agudo. No hay que forzar sino sólo llegar hasta tu límite. Es normal que puedas sentir un poco de mareo, pues a este punto toda tu cabeza resonará. Una vez que has llegado a tu tope vas bajando el sonido a una altura que te sea cómoda y ahí te enraízas otra vez, dejándote improvisar con los sonidos que te surjan espontáneamente. El color de este chakra es el PÚRPURA.
  8. Te recomiendo que permanezcas un rato en silencio y en quietud para que experimentes ese vacío sensorial sonoro. La mente se habrá liberado de muchos pensamientos basura que nos ocupan el cerebro. ¡Disfruta de ese momento y nútrete de esa paz!.

Chakras01