Poema a la Voz

rosamedina Artículos, Canto Libre Transformador

Acerca de la Voz y el Darse Cuenta.

La voz, ese torrente de palabras,
detrás de las palabras, las letras,
en las letras los sonidos, y en los sonidos…yo

Y ¿quién soy yo?
¿soy yo esa voz que suena?
¿soy acaso algo más que ese sonido que reconozco como mi típica voz,
esa voz que no me gusta, ese tono que me asusta o que seduce para no sentirme
rechazada, esa falsa cantinela que simula la alegría…?

pero… ¿quién eres tú, oh mi Voz?
¡muéstrame quién eres cuando no eres yo!
¡Rompe la armadura que te aprieta y que te hace parecer un hilo de voz!

¡Suena sin caricaturas, sin adornos y farándulas, suena como si en realidad fueras tú, tu misma esencia,
rescatada en el vacío más ancestral del ser…!

Y  ahí me pierdo…, ¿y yo?
¿quién soy yo más allá de mi voz?
¿Y si mi voz fuera una puerta donde fluye el tiempo de mi vida, donde todas mis experiencias desde las más tempranas se han integrado en el sonido que mi voz traduce?
Entonces… tendría que recuperar mi voz original, ese sonido de mi voz antes de pronunciar una palabra, tendría que despojarla de todos sus falsos abalorios, desnudarla de ropajes polvorientos de un largo viaje…

¡Suena, Oh mi Voz!, ¡pobrecita!
¡cuánto te han y te he deformado!
Voy a dejarte sonar como venga, vieja, cascada, desentonada, débil, gangosa…,
que no tengas miedo de nacer y ser tú,
¡quiero que seas mi Voz!

Ser yo misma que canto mi llanto, mi miedo y mi congoja, el amor, la ternura y la alegría…
Ser yo-mi Voz que sueno y ocupo mi espacio sonoro…
expresando-Me.

Expresando quién soy en realidad,
atravesando con el sonido todas mis viejas emociones,
recuperando con un canto todos los sonidos perdidos en el camino de mi existencia.

¡Oh, qué ganas tengo de reconocerme, …cantando-Me!